Buscar en este blog

Cargando...

lunes, 22 de julio de 2013



jueves, 31 de marzo de 2011

Desarrollo de la Especie Homínidos

Origen y Evolución de las Especies
- Multiundis © -

Este es un informe preliminar, básico, para los interesados en conocer el origen del hombre, en especial de su cerebro, y de los seres vivos, de todas las especies. Una visión heurística. Se corrigen conceptos de la evolución y desarrollo. Se da a conocer su destino, en definitiva, es una nueva teoría del origen de las especies, pero limitada al desarrollo humano.
El concepto, de que las células del cuerpo de los seres vivos, con un sistema nervioso incipiente u otros con el mismo, casi totalmente desarrollado, pueden emigrar y transformarse en otra variedad celular, o en otros seres inteligentes del tamaño de células, dentro del mismo ser, no es nuevo. La idea nació hace millones de años terrestres.
Nació cuando los Astlix, llegaron a la Tierra, seres venidos del espacio exterior, con diferente aspecto físico, enviados a su vez por los Itz. Entes estos, poseedores del dominio sobre la energía absoluta, ellos son flujos de energía, sin forma corpórea. Ahí comenzó la vida y la evolución de las especies y de mundos simultáneos que existen en la Tierra desde su formación como habitat de seres vivos.
Los Itz, son los seres superiores, tienen como característica principal, el dominio de la energía absoluta, como la que existe, tras la absorción de la materia, condensada en los agujeros negros, en los cuales solo ellos, pueden entrar o salir, desplazarse a voluntad, no son absorbidos ni transformados en una masa de densidad absoluta, a la espera de un bigbang, ellos crearon y dominan a la energía.
Así como el universo conocido y los universos por conocer, contienen galaxias, estrellas, planetas, las tierras del cielo, y además habitantes de todo tipo, este mundo interior del cual hablamos, existe en cada uno de los humanos, y en todo ser vivo de la Tierra.
Ese mundo, aloja a los Multiundis, unos entes diferentes, especiales, que se asemejan o confunden, en el caso de los humanos, por su semejanza y apariencia, con las neuronas.
Los Astlix, tras iniciar su formación, prepararon a los seres vivos del planeta, para hacer posible con la evolución y desarrollo posterior, con la aparición de nuevas y diversas especies, que al llegar una de ellas al nivel de los homínidos, más desarrollados e inteligentes, un hepatocito, célula especializada del hígado o una célula especializada del páncreas u otro órgano, emigre, transformándose, tras pasos previos importantes, en algo similar a las neuronas, células especializadas del cerebro. Se trata solo de una transformación físicoquímica pero se crea así un Multiundis. Estas nuevas células, en definitiva aparentan ser neuronas, pero transformadas son en realidad, los Multiundis. Estos forman parte de un submundo en el interior de los humanos y de las demás especies.
Los Connexus, son humanos de apariencia normal, se diferencian de los restantes humanos, por conocer la existencia de ese mundo interior que igualmente todos llevamos, pero con el cual no se mantiene contacto consciente alguno, mientras ellos, los Connexus, sí, tienen contactos periódicos de diversos tipos.
Los Connexus reciben información, ayuda, conocimientos y mucho más, desde su interior, desde esas neuronas diferenciadas, los Multiundis. Los restantes humanos aún no conocen su existencia, ni su origen, ni sus funciones, tampoco su destino ni el propio.

J.B.Canton ©

lunes, 24 de mayo de 2010

El Origen del Hombre y de las especies

Biología, Orígen del Hombre :
Multiundis ©
Origen y Evolución de las Especies
Hipótesis, deriva del latín, hypothĕsis, y esta del griego ὑπόθεσις, la podemos definir como 1- Suposición de algo posible o imposible para sacar de ello una consecuencia.
La tesis, con igual origen, es palabra derivada del latín thesis, y esta del griego θέσις, cuyo significado es: Conclusión, proposición que se mantiene con razonamientos u opinión de alguien sobre algo.
Se comunica en Multiundis, un tema, un informe preliminar, básico, para los interesados en conocer el origen del hombre, en especial de su cerebro, de los seres vivos, de las especies, y corregir conceptos de la evolución y desarrollo ahora aceptados, conocer su destino, en definitiva una nueva teoría del origen de las especies, en este caso, una hipótesis y una tesis limitada al desarrollo humano.
Como cambio biológico reciente, podemos aportar que ahora se conocen priones, proteínas que se multiplican sin su correspondiente código genético, como ocurre en las encefalopatías espongiformes bovinas, ovinas y una variedad humana, además de otras que se van encontrando, este aporte demuestra que se aceptan nuevas teorías sin aún demostración definitiva de su aparición, mas en estudio permanente, mucho ha cambiado la evolución, en casi dos siglos.
Igual es nuevo el concepto, de que las células del cuerpo de los seres vivos, con un sistema nervioso incipiente u otros con el mismo, casi totalmente desarrollado, pueden emigrar y transformarse en otra variedad celular, o en otros seres inteligentes de tamaño celular, dentro del mismo ser. Mas esta idea nació hace millones de años terrestres.
Nació cuando los Astlix, llegaron a la Tierra, seres venidos del espacio exterior, con diferente aspecto físico, enviados a su vez por los Itz, entes estos, poseedores del dominio sobre la energía absoluta, los cuales son flujos de energía, sin forma corpórea. Ahí comenzó la vida, la evolución de las especies y la existencia de mundos simultáneos que existen en la Tierra, desde su integración con seres vivos.
Los Itz, son los seres superiores, reconocidos como tales, tienen como característica principal, el dominio de la energía absoluta, la que existe, tras la absorción de la materia, condensada en los agujeros negros, en los cuales solo ellos, pueden entrar o salir, desplazarse a voluntad, no son absorbidos ni transformados en una masa de densidad absoluta, a la espera de un bigbang, ellos crearon y dominan a la energía.
Mas centrándonos en este planeta, los Astlix, por los Itz enviados, llegaron a la Tierra cayendo como una lluvia cósmica de estrellas fugaces, cuando aún no existía ni un humano al menos, ni otro ser, que les observara llegar. Tras nuevas oleadas de más y más Astlix, estos, que trajeron la materia prima para crear la vida, se incorporaron después al sistema nervioso de los seres vivos que comenzaban a poblar la superficie terrestre y la profundidad de los mares. Poco a poco, se transformaron en una especie de neuronas que se denominan Multiundis, para quedarse.
Se incorporan a través del tiempo, como Multiundis, a ese primitivo sistema nervioso de los seres que se generan, comenzaron a poblar la Tierra, mimetizándose desde entonces para tener una imagen definida en los muy lejanos, tiempos de los estudios microscópicos, investigaciones que aún no llegan a su fin.
Igual ocurrió y continúa ocurriendo, aún ahora, en las infinitas tierras del cielo que ahora se conocen, algunas más antiguas y más evolucionadas y otras nuevas, menos evolucionadas que nuestro planeta. Tanto en la Tierra, como en los nuevos planetas que se conocen, los Astlix, son los que al llegar, aportan las moléculas necesarias para el inicio de la vida y la formación de seres vivos, mas no en todos los casos, similares a los de la de la Tierra, pero sí, tienen vida, con el alcance de todo su significado literal, "fuerza o actividad interna sustancial, mediante la que obra el ser que la posee".
Los Astlix, tras iniciar su formación, prepararon a los seres vivos del planeta, para hacer posible con la evolución y desarrollo posterior, con la aparición de nuevas y diversas especies, que al llegar una de ellas al nivel de los homínidos, más desarrollados e inteligentes, un hepatocito, célula especializada del hígado o una célula especializada del páncreas u otro órgano, esta migre, transformándose, tras pasos previos importantes, en algo similar a las neuronas, células especializadas del cerebro. Se trata solo de una transformación físicoquímica pero se crea así un Multiundis.
Estas nuevas células, en definitiva aparentan ser neuronas, pero transformadas son en realidad, Multiundis, estos, seres con vida en fin, forman parte de un submundo en el interior de los humanos y de las demás especies.
Existen en su interior, a su vez otros submundos a los cuales aún se nos priva de conocer, así como a los griegos se les privó de conocer los componentes de la materia, y solo llegaron a una partícula que denominaron átomo, es decir indivisible, para ellos, la partícula mas pequeña existente, hoy sabemos, no es así.
Los Multiundis, viven con poderes y conocimientos similares a los de los Astlix que les dieron origen, pero siguen en un submundo en cuanto a tamaño, como neuronas si se quiere, para hacer mas comprensible su accionar, pero organizados en el mundo interior de cada ser vivo, en todos los que habitan el planeta, con posibilidades y funciones diferentes de acuerdo con la especie en que habitan.
Pero al final todas las células, como los inmigrantes humanos entre países del planeta, continúan reproduciéndose, cambiando su código genético y se mimetizan. Pocas llegan al cerebro y se transforman en Multiundis, muchas quedan como reemplazos en otros órganos o tejidos, forman parte del proceso denominado apoptosis, que es el reemplazo de células dañadas o envejecidas, por otras nuevas. Cuando se profundice su estudio se podrá llegar a alargar la vida de los seres humanos y de otros seres vivos.
También muchos o muchas, no existiendo un sexo determinado entre las células, salvo el indicativo del ADN correspondiente al sexo del individuo al que pertenecen, se equivocan en su disciplina u orden reproductivo, lo pierden, y cambiando su código genético, desvían su sino, multiplicándose sin control, forman los denominados tumores que ocupan lugar, abultan, afectando por presión, los tejidos y órganos circundantes o por infiltración de otros tejidos, el funcionamiento de uno o más órganos, a más de enviar algunas de sus células a otras partes, donde forman colonias llamadas por los médicos metástasis, esta clase, la que forma colonias, corresponde a los denominados tumores malignos, los otros, solo tienen un desarrollo local, rodeados en general de una cápsula que los limita, así se les considera benignos.
Como el universo conocido y los universos por conocer, contienen galaxias, estrellas, planetas, tierras del cielo, y además habitantes de todo tipo, este mundo interior del cual hablamos, existe en cada uno de los humanos, y demás seres vivos de la Tierra. Ese mundo, aloja a los Multiundis, unos entes diferentes, especiales que se asemejan o confunden, en el caso de los humanos, por su semejanza y apariencia, con las neuronas.
Son los Multiundis, seres cuya existencia, conocen todos los Connexus habitantes de la Tierra. Los Connexus, son humanos de aspecto normal, se diferencian de los restantes humanos, por conocer la existencia de ese mundo interior que igualmente todos llevamos, pero con el cual no se mantiene contacto consciente alguno, mientras ellos, los Connexus, sí mantienen contactos periódicos de diversos tipos. Los Connexus reciben información, ayuda, conocimientos y mucho más, desde su interior, desde esas neuronas especiales, por así decirlo, los Multiundis.
La mayoría de los humanos aún creen, confundidos, que existen muy abundantes células neuronales en el cerebro y no se utiliza gran parte de ellas, no saben de sus funciones, por ende, no conocen a esos seres independientes. Los Multiundis, dotados de una capacidad superior muy notable, se dejan ver en la apariencia subjetiva de los humanos con que toman contacto, los Connexus, semejantes a neuronas.
Los restantes humanos aún no conocen su existencia, ni su origen, ni sus funciones, tampoco su destino ni el propio. Sí, aceptan que usan en forma aproximada, un cinco por ciento de la capacidad de su cerebro, el resto ignoran qué hace o para qué sirve, en definitiva el 90 por ciento o más de las aparentes neuronas, ajenas a la naturaleza humana, pese a su apariencia celular neuronal, son Multiundis, seres de un mundo interior que a su vez pueden tener otros mundos en su interior. Por qué pensar que lo más pequeño en lo humano, es su estructura celular, existen a no dudar a su vez, así como mundos simultáneos, otros mundos mas pequeños aún que la nanotecnología todavía no ha descubierto.
Solo podemos presentar esta teoría, al menos por ahora, como una expresión del conocimiento, llevada a un libro de ciencia muy particular, debido a que no nace en un laboratorio enorme, con una serie de costosos elementos técnicos, apoyo de mecenas con ingentes donaciones, aportes económicos de todo tipo, y además con una serie de científicos, donde colaboren ellos, analizando y descubriendo parte a parte, muchos de los acontecimientos y hechos relatados aquí, algunos, ya demostrados por sí solos.
Esta hipótesis y tesis, cuya esencia comenzamos a dar a conocer en esta etapa, del origen de las especies, y del origen y desarrollo humano, comenzada a escribir hace cuatro años y pensada desde hace más, se ha decidido sea el comienzo.

J.B.Canton ©